De mochilero por el Delta Camboyano





Arme su viaje.
Obtenga precios instantáneos y consejos gratuitos

¡Empieza aquí!


Camboya es el tipo de lugar donde te encuentras con viajeros a largo plazo, aquellos que no sólo visitan Tailandia por una semana de masajes baratos y pad thai. La mitad de los extranjeros que conoces son alemanes bronceados en medio de un año de viaje alrededor del mundo. La otra mitad son mochileros que no se duchan, hablan de que la Tierra está viva y han cambiado temporalmente sus nombres a Kiva.

Es un poco más difícil llegar a Camboya (pocas personas vuelan al país en sí ... la mayoría vuela a Bangkok y toma un tren o autobús) y esto crea una pequeña barrera al entrar. Rara vez encontrarás a alguien específicamente en Camboya por una razón en particular ... la mayoría sólo están en el circuito del sudeste asiático y se encuentran aquí.

Mi itinerario

Desafortunadamente, la primera mitad de mi semana de viaje en Camboya me vi afectado por una intoxicación por la comida de Marruecos. Después de una semana de tratar de contrarrestar mi enfermedad con medicamentos ligeros, encontré una farmacia y compré algunos antibióticos. Después de la opción nuclear, me sentí mucho mejor y pude salir más.

Pasé los primeros seis días en Siem Reap, una pequeña ciudad tranquila al sur de Angkor Wat. Es el lugar perfecto para la recuperación: Pequeño, relativamente tranquilo y muy barato. Si investiga, puede encontrar una cama por $ 5 y una buena comida por $ 1.50. Cualquier bebida (cerveza, batido de frutas, agua, café) se puede tomar por alrededor de $ 0.50.

Pasé un día entero explorando los templos de Angkor Wat. Algunas personas compran un pase de tres días, pero honestamente, después de un día entero de mirar las ruinas antiguas, realmente no podía ver ningún beneficio de pasar más tiempo allí. He escuchado personas que regresan, consistentemente, durante meses. No tengo ni idea: la verdadera Camboya está lista para ser vista, escuchada y probada de forma gratuita. Una vez que has visto cinco o seis templos, casi has cubierto la gama.

Otro día lo dediqué a tomar un tuk-tuk hacia el lago Tonle Sap, el lago más grande del sudeste asiático. Ahí, cuando evité con éxito a los operadores turísticos “oficiales”, que operan cruceros turísticos de precio fijo, compré un paseo en bote a uno de los habitantes locales, lo cual es mucho más barato y mucho más satisfactorio.

Tenía la intención de tomar un viaje de un día en lancha a Phnom Penh, pero se canceló debido a la falta de pasajeros. En cambio, tomé un autobús de $ 8 que tomó alrededor de seis horas y en realidad fue una experiencia muy relajante.

Salí de Phnom Penh a la mañana siguiente. En realidad, es muy similar a una ciudad asiática moderna, con algunos rascacielos impresionantes, un bonito aeropuerto y otras comodidades.

El ruinoso templo de Ta Som, que forma parte del complejo de Angkor Wat.

Angkor Wat

Siem Reap es una ciudad bastante pequeña y tranquila. Por la noche puede ser bastante animada gracias a los numerosos expatriados, pero para una ciudad del sudeste asiático, es pequeña, limpia y relativamente tranquila. Es un buen punto de partida para excursiones de un día: Angkor Wat, a unos 20 km al norte, pueblos de pescadores a 30-40 km al sur, y algunas cascadas dispersas y varias atracciones.

Angkor Wat en sí sufre de demasiados turistas. A veces se sentía más como Disneyland que como un complejo de templos antiguos. Tan grande como es (cientos de acres) es raro encontrar un lugar donde el templo no esté invadido con mamás con una cámara. Fue una buena idea, hacer un itinerario previo de templos menores en las afueras de la localidad para que el conductor de tuk-tuk siguiera ese recorrido. De lo contrario, es probable que lo lleven a todos los templos más populares. Una de las mejores decisiones que tomé fue, con un poco de investigación de antemano, decidir que quería ver a Ta Som. Casi no había nadie en este templo en particular, que es más pequeño y todavía está cubierto de jungla. La falta de restauración y desarrollo en los templos más pequeños suma a su legitimidad y encanto: Desafortunadamente, cosas como barandillas y señales de advertencia están en todos los templos más grandes como Angkor Wat y Angkor Thom. Pero, independientemente de la ruta que tome, Angkor Wat en sí es un deber. Es verdaderamente una construcción masiva, y debe ser apreciada sólo por su tamaño.

Este pequeño tío jemer seguía posando para mí y tiraba su sombrero hacia atrás.

Consejos para mochileros en Camboya

Evite la interacción con el gobierno y cualquier cosa que parezca “oficial”, porque es probable que le cueste mucho dinero. La corrupción es la norma y no la excepción. Tomemos por ejemplo las excursiones en barco por el lago Tonle Sap. El gobierno ha restringido la capacidad de los lugareños para dar paseos en barco a los turistas o alquilarles vehículos, manteniendo en el poder a unos pocos “licenciados” seleccionados. Usted estará obligado a pagar un mínimo de $ 20 por un barco turístico tripulado por personal oficial. O, puede cruzar la calle y desaparecer en la aldea Khmer, y pasear por la orilla hasta encontrar a alguien con un barco de pesca. Algunos de ellos se inclinarán amablemente, sacudirán la cabeza y mencionarán algo sobre los "policías", pero siempre encontrarás a alguien que esté interesado en darte un recorrido. Hannah, una mochilera alemana que se unió a mí para algunas excursiones, encontró a una anciana camboyana encantadora que nos puso en medio de su viejo bote de madera y remó alrededor de la aldea flotante. Ella no podía hablar sino un poco de inglés, y los $ 10 que le di fueron probablemente diez veces más que lo que la hace volver a la economía local desde la operación del gobierno.

Aunque no por experiencia propia, varias personas me han dicho que Phnom Penh es peligroso para los viajeros no asiáticos. A menos que tenga una razón específica para estar allí (como volar en avión), probablemente sea mejor evitarlo durante largos períodos. Conocí a tres personas que perdieron cosas mientras estaba allí: Una chica perdió su bolso y $ 250, otra chica perdió su teléfono y a un hombre le arrebataron su teléfono directamente de la mano, por un motociclista mientras viajaba en la parte trasera de un tuk-tuk. Fue interesante descubrir que a los ladrones de teléfonos inteligentes sólo les dan alrededor del 10% de comisión por vender su dispositivo a la tienda de electrónica, luego de otorgarle a la policía una comisión del 4%. Me parece increíble que se hayan desarrollado tales números específicos, pero le dice qué tan extenso y habitual se ha hecho esta situación en Phnom Penh.

Después de más de tres semanas de viajar por cuatro culturas diferentes, he llegado a apreciar la relativa relajación, facilidad y hospitalidad que ofrece la cultura camboyana. A pesar de que los occidentales obtendrán su parte justa de mercadotecnia en la calle, ni siquiera se compara con los anuncios agresivos de, digamos, Marruecos. Sacuda su cabeza y eso será suficiente.

La comida es increíble. Una comida puede costar $ 2-3. Usted se sorprenderá. Es una especie de mezcla entre tailandesa y vietnamita. No me decepcionó. Pruebe especialmente los batidos de frutas, que puede comprar por 75 centavos. Son hechos al momento, y no se decepcionará. Mientras me recuperaba de la intoxicación, estos batidos era lo único que podía soportar. Realmente, voy a extrañar las enormes copas de parchitas por un dólar.

Camboya usa el dólar para casi todas las transacciones, con billetes de riel en lugar de monedas (un millar de rieles es de alrededor de $ 0.25, por lo que terminas con un montón de billetes de 100 y 500 riel que realmente no valen nada). Esto es beneficioso para los estadounidenses. Además, pocos lugares aceptan tarjetas de crédito, incluso hoteles, así que asegúrese de llevar mucho efectivo. Sin embargo, hay cajeros automáticos por todas partes.

Como se mencionó anteriormente, Camboya es el tipo de lugar donde te encuentras con lo mejor y lo peor de la multitud de mochileros. Para cada viajero atrevido que busca una experiencia única local, hay un hombre de 40 años con trenzas como los rastafari, algo absorto en encontrar su ser espiritual, porque aquí realmente puede sobrevivir con $ 6 por día (la mayoría de eso para la cerveza). Elige a tus compañeros de acuerdo con lo que quieres hacer: Si te gusta beber todos los días como si fuese viernes, es es el indicado. Pero si buscas viajes baratos en tuk-tuk por el campo sólo para ver lo que puedes encontrar, también encontrarás muchos amigos.

Resumen de un viaje mochilero en Camboya

Camboya me sorprendió de varias maneras. No esperaba que estuviera tan limpia. Desde que llegué -a mitad de temporada de monzones- esperaba que el clima fuese mucho peor; pero en toda la semana, sólo llovió dos veces (la primera vez me alegré de estar bajo techo, y la segunda vez una llovizna larga y lenta que me alegró estar en un largo viaje en autobús).

En general, las personas son extremadamente amables y serviciales, y, a menos que actúen en algún tipo de capacidad oficial (contadores de boletos o funcionarios estatales), en realidad no intentan venderte a sobreprecio ni engañarte como en muchos otros países en desarrollo. Disfruté a fondo casi todas las interacciones. Ningún conductor de tuk-tuk me dio el cambio incorrecto ni intentó sacarme dinero extra, a diferencia de otros países en los que he estado, como La India.

Phnom Penh es muy similar a otras ciudades asiáticas masivas: Algo grande para mi gusto; un poco loca, congestionada, contaminada y llena de letreros de neón; llovizna y charcos marrones como algo salido de Blade Runner. La verdadera Camboya se encuentra en el país, en los arrozales, los puestos de carretera y los conductores de tuk-tuk.

Aunque Islandia aún se lleva la torta por mi país favorito hasta ahora en este viaje de RTW, Camboya ha tomado un firme segundo lugar. ¡Lo recomiendo a cualquiera!.


 

Airtreks.com is a registered trademark of AirTreks International, LLC,

Copyright © 2019 AirTreks International, LLC is owned and operated by

Bootsnall Travel Network, LLC a Washington Corporation


Suscríbete al boletín de AirTreks: