Esta cuidadora toma los viajes como su cuidado personal



Ámese a sí mismo
Un post invitado de nuestra amiga Vonita Vaughan de SoulInLoveWithTravel.com



Arme su viaje.
Obtenga precios instantáneos y consejos gratuitos

¡Empieza aquí!


Recibo masajes regularmente como parte de mi régimen de cuidado personal. Antes de cada sesión, mi terapeuta de masaje y yo nos saludamos cordialmente. Cada vez que le pregunto cómo está, sin falta dice: "Estoy magnífico".

Me sonrió cada vez que lo dice porque no conozco a muchas personas que usan esa palabra de manera regular y que lo diga en serio.

Aunque tengo una maravillosa relación terapéutica con él, hay momentos en los que pienso en cancelar mi membresía. Durante mis contemplaciones, siento un ligero tinte de culpa porque pienso en todas las otras cosas que podría estar haciendo con ese dinero.

Sin embargo, aproximadamente 30 minutos después de la sesión, me doy cuenta del porqué sigo regresando. A medida que cada tensión se libera lentamente de mi cuerpo, ¡me hace sentir tan bien y relajada!

Al final de la sesión, salgo sintiéndome agradecida de haber programado el tiempo sólo para cuidarme.

Ahora, puede que se esté preguntando: "Vonita, ¿por qué hablas de masajes cuando se supone que la publicación es sobre viajes?".

Gran pregunta!

Tengo amigos a los que trato de convencer constantemente para que tomen vacaciones y las respuestas que recibo están relacionadas con la culpa.
"No tengo tiempo. Estoy demasiado ocupada cuidando a otras personas "."
"Puedo usar ese dinero para mis hijos o mi familia ".
"Lo haré un día, pero no ahora ".

Muchos cuidadores tienen culpa, vergüenza y satisfacción en hacer las cosas por sí mismos, cuando deberían sentirse bien del ocuparse de sus propias necesidades.

Viajar es una de las maneras en que los cuidadores pueden hacer eso.

Sentirse bien viajando para su cuidado personal

Si lo piensa, la mayoría de nosotros somos cuidadores de algún tipo. Ya sea personal o profesional, todo se reduce a la cantidad de horas que trabajamos.

Muchos de nosotros hacemos turnos dobles, incluso triples, porque así nos ganamos la vida. Trabajamos largas horas, volvemos a casa y gastamos aún más energía física, emocional y espiritual cuidando a la familia, amigos y seres queridos.

Lo entiendo. He estado allí y he hecho eso. Con todo el malabarismo de roles y responsabilidades, descubrí que yo misma debía ser una prioridad en mi vida; y ponerme de primera en mi lista de vez en cuando.

Sin reponer la energía, agotaría mis reservas empáticas y eventualmente me quebraría y me quemaría.

En mis conversaciones con pacientes, amigos y nuevos conocidos, siempre les hago esta pregunta

¿Hace cuánto no eres lo suficientemente egoísta y te tomas un tiempo no negociable para ponerte en contacto contigo mismo?

Los viajes pueden ser probióticos para el alma. Te permiten digerir y liberar los factores estresantes de la vida de manera más efectiva.

A veces hay que alejarse para pensar. Otras veces, uno necesita irse de vacaciones para dejar de pensar y estar presente en el momento. ¡Lo más importante es que viajar puede hacerte sentir muy bien!.

No estoy diciendo que viajar sea una cura para todos, pero puede ser una de las herramientas en su "caja de herramientas emocional" para obtener un respiro de las demandas de la vida. ¡Te lo mereces!.

Mi historia: Cómo comencé a cuidarme a mí misma a través del viaje.

Como enfermera, me considero un poco nómada terapéutica. He estado en la profesión por aproximadamente 8 años y hasta ahora he trabajado en 5 áreas diferentes de especialidad.

No fue hasta que trabajé en una unidad psiquiátrica que me di cuenta de que necesitaba viajar como parte integral de mi cuidado personal..

Uno de mis instructores de enfermería solía decir que es un privilegio cuidar de las personas cuando están más vulnerables. Los pacientes con antecedentes de traumas emocionales, físicos y sexuales son una de las poblaciones más vulnerables con las que uno puede trabajar.

Presenciar el coraje de estos pacientes al enfrentar su dolor más íntimo tuvo un tremendo impacto en mi vida.

Si bien disfruté el trabajo, cuidar de las personas con ese nivel de trauma tuvo su efecto. Cuando escuché sus historias y vi sus luchas, muchos de los turnos fueron extremadamente intensos y emocionalmente agotadores.

Además de trabajar turnos diurnos y vespertinos rotativos, estaba físicamente agotada. Había noches en las que volvía a casa y simplemente no quería hablar con nadie. Todo lo que quería hacer era comer y dormir.

Además de la nutrición y de la higiene del sueño, hubo otras prácticas regulares que agregué a mi cuidado personal. Correr, masajes, terapia personal...Hice todas esas cosas, pero todavía había momentos en que simplemente necesitaba más.

Un día, finalmente escuché mi intuición. Viajar era necesario y lo tenía bien merecido. Y eso fue lo que hice. Comencé a buscar ofertas de viajes y tomar descansos cada 3 a 4 meses.

Fue entonces cuando el viaje se convirtió en mucho más que unas vacaciones. Ahora estaba entretejido dentro de mi práctica de cuidado personal y era parte regular de mi vida.

Era como un niño que cuenta los días para Navidad en agosto. Literalmente hice una aplicación que contara de forma regresiva los días para mis pausas de viaje, LOL!.

Los viajes planificados me dieron algo que esperar en esos días en los que estaba completamente estresada. ¡Investigar viajes era como estar en mi sección favorita de la juguetería y Jamaica era el regalo más destacado de mi lista!.

A pesar de viajar a la misma ubicación, siempre había algo nuevo que experimentar. En cada visita, elegía un lugar diferente para quedarme, pero el ambiente cálido y relajante era siempre el mismo.

Sentarme en la playa, sentir la textura de la arena entre mis dedos y el mar del Caribe contra mis extremidades me dio la sensación más serena de alegría, presencia y gratitud.

La risa, la comida y las conversaciones con otros viajeros y lugareños eran todo el dulce que necesitaba para volver a casa y continuar con mi importante trabajo.

Viajar era un respiro para mí.

A dónde me lleva el viaje

Algunas personas ni siquiera se dan cuenta de que tienen los medios para viajar, mientras que otras priorizan las necesidades de sus familias y descuidan sus anhelos de alejarse.

Mi misión con mi blog, Soul in Love with Travel, es conseguir que más cuidadores tomen descansos y dejen a las personas que cuidan en casa.

Aspiro a inspirar a más personas en las comunidades urbanas para que obtengan pasaportes y descubran qué tan asequibles pueden ser los viajes internacionales.

Cuando descubrí por primera vez el sitio web de AirTreks, lo usé como mi tablero de visión virtual y diseñé un viaje de 25 destinos. Me di cuenta de que en realidad era un objetivo factible y escribí cada ciudad en mi diario "Sueños".

Mi otro deseo es pasar 3 meses explorando una relación más íntima con mi primer amor, Jamaica. Mientras tanto, continuaré con mi rutina diaria, estableceré estas intenciones y haré algunos viajes por el camino.

¡Eventualmente, podré trabajar de forma remota y encontrar nuevos países para amar!

Nunca se sienta culpable por cuidarse a sí mismo
La idea principal que quiero que los cuidadores sepan es que está bien tomarse un descanso y viajar regularmente, sin sentirse avergonzados. Incluso si es una vez al año, nunca debes sentirte culpable por cuidarte y no tienes porqué quedar en bancarrota. .

En lugar de decir que soy egoísta por irme de viaje, sustituya ese pensamiento por: “Estoy cumpliendo un deseo personal al ofrecerme este regalo como recompensa por el trabajo desinteresado que hago todos los días".

Y, por favor, desde el fondo de mi corazón, no sienta la necesidad de poner sus necesidades en un segundo plano todo el tiempo. Recuerde que, en su servicio a los demás, sus deseos también deben cumplirse.

Siéntase magnífico por cuidarse a sí mismo. Siéntase magnífico al priorizar sus necesidades. ¡Siéntase magnifico acerca de tomarse un descanso de viaje!.



Acerca de la autora

Vonita Vaughan es la fundadora y editora de "Soul in Love with Travel", un blog de viajes y bienestar centrado en alentar a los cuidadores a que tomen descansos para viajar. Como enfermera que se ha especializado en las áreas de Salud Materno-Infantil, Administración de Casos Perinatales, Psiquiatría y Coordinación de Atención de Abuso de Sustancias, aboga apasionadamente por los cuidadores enfatizando la importancia del cuidado personal y demostrando la asequibilidad de los viajes programados. Originaria de Baltimore, MD, su pasión por los viajes se encendió inicialmente por su amor por el país de Jamaica y ahora busca inspirar a las personas que viven en comunidades urbanas a viajar internacionalmente. Vonita también es una ex maratonista en recuperación que terminó su sexta maratón (Chicago) en 2017.

Sitio web: Soul In Love With Travel
Feed de redes sociales favoritas: https://www.instagram.com/soulinlovewithtravel/


 

Airtreks.com is a registered trademark of AirTreks International, LLC,

Copyright © 2019 AirTreks International, LLC is owned and operated by

Bootsnall Travel Network, LLC a Washington Corporation


Suscríbete al boletín de AirTreks: