Nueva Zelanda, Isla de las Nubes Blancas Largas


Culminé mi viaje de 40 días alrededor del mundo como respuesta del hemisferio sur a Islandia.

Después de seis semanas de viaje agotador en Islandia, Marruecos, Dubai, Camboya y Bali, volé a Nueva Zelanda, lo más lejos posible del resto del mundo.

 



Arme su viaje.
Obtenga precios instantáneos y consejos gratuitos

¡Empieza aquí!


 

Todos quieren verlo, todos han escuchado que es el país más hermoso del mundo. La reputación es bien merecida. Me gustaría ir un paso más allá y, de hecho, retomar mi vida y mudarme al mejor lugar del mundo.

Si está sintiendo que estoy parcializado en este aspecto, no lo niego. He estado aquí antes y volveré de nuevo. Pero uno de los privilegios de viajar por el mundo es la capacidad de ser totalmente subjetivo sobre lo que le gusta y lo que no me gusta: y me encanta Nueva Zelanda.

Lo primero que vale la pena mencionar es que es muchísimo más grande de lo que la mayoría de la gente piensa. Es fácil verla en un mapa y pensar: "¡Mira esta isla pequeña!"..., pero recuerde que está ubicado justo al lado de Australia, que es una masa tan grande como la parte continental de los Estados Unidos. Conducir por Nueva Zelanda de norte a sur es como conducir de Nueva Orleans a Chicago, que son aproximadamente 1,000 millas longitudinales. Las montañas todas rivalizan en tamaño y magnitud, las montañas rocosas con los Alpes. Los kilómetros de tierras de cultivo, viñedos, ríos y enormes gargantas son tan impresionantes como cualquier otra geografía en el mundo. Incluso los paisajes del día a día de cualquier pequeña localidad de Nueva Zelanda te impactan sin razón alguna.

Buller Gorge al amanecer

Mi itinerario Alrededor de Nueva Zelanda

Volé desde mi destino anterior de Bali a Auckland temprano en la mañana. Auckland tiene una mala reputación por ser la peor parte de Nueva Zelanda. Y tal vez sea así. Pero aquí está la cosa: Ser la peor parte de Nueva Zelanda es mejor que cualquier otra cosa.

En mi opinión, la belleza natural de Nueva Zelanda sólo mejora a medida que avanza hacia el sur. Me subí a un autobús hacia Hamilton y comenzó a ponerse un poco más montañoso, un poco más verde, un poco más variado. Llegué a Taupo, una ciudad al borde de un gran lago. Aunque no es mi favorito, es una zona turística famosa con aguas termales volcánicas. Y luego llegué a Napier en la costa este.

Napier fue totalmente destruido por un terremoto en 1932, y se reconstruyó de inmediato. El beneficio de esto, para el amante casual de la arquitectura, es que todo el distrito central de la ciudad es Art Deco. Es la mayor colección de arquitectura Art Deco del mundo. Resulta que es uno de mis períodos favoritos, por lo que vale la pena pasear por la ciudad mirando edificios.

Este es el trato: Napier ni siquiera es un lugar agradable para los estándares de Nueva Zelanda. Es un pequeño pueblo en la costa, eso es todo. Nadie elogia a Napier, y no hay ninguna razón en particular para mudarse allí.

Puerto de Wellington al amanecer

Seguimos hacia el sur para atravesar las grandes tierras de cultivo de la sección sur de la isla norte. Millones de ovejas. Acres de uvas y todo lo que pueda crecer ahí. Pasando por el rango montañoso del medio, se llega a Palmerston North. Debo decir que de todas las ciudades de Nueva Zelanda, Palmerston North se lleva el premio de la menos atractiva. Si no tuviese miedo de molestar a algún residente, haría una comparación con algunas ciudades en el cinturón del óxido estadounidense. Pero luego, una hora en coche al sur, entras en Wellington. La mejor pequeña ciudad del mundo.

Podría escribir un artículo completo sobre Wellington. Podría escribir un libro entero. Si bien es pequeño para una ciudad capital, es un centro cultural próspero; amigable, comunal, donde se puede caminar y tiene uno de los índices de ingesta de cafés por población más altos del mundo. Cafeterías de clase mundial, bares de hamburguesas, comidas vegetarianas, kioscos libaneses, restaurantes mongoles y restaurantes gourmet de cinco estrellas están a la vuelta de la esquina. Tómese un café en el Midnight Espresso, abierto las 24 horas, atendido por hippies con botas de combate, vaya a la fiesta de la noche atómica en San Fran para disfrutar de la música disco de los ochenta, tome un cóctel caro en el bar escondido de la biblioteca, compre un excedente militar en Cuba Street o dele una propina a un músico callejero después de que le haga un cover de Pink Floyd en la acera.

Los pináculos de Putangirua, la erosión al estilo de las tierras baldías

Alquilé un automóvil en Wellington y conduje un par de horas hasta el cabo Palliser, que está lejos de ser un gran atractivo turístico, pero sigue siendo una zona fascinante de Nueva Zelanda. Después de kilómetros de viñedos y granjas de ovejas, toma un pequeño camino tortuoso alrededor de la costa hasta llegar a los pináculos de Purangirua. Estas son columnas de tierras baldías erosionadas por los sedimentos rocosos de un pequeño río que desemboca en el Océano Pacífico. Era una pista larga y fangosa hasta un lecho de río mal marcado (y empezó a llover a mitad de camino) pero valía la pena ir a un destino tan remoto.

Después de esto, llevé mi pequeño coche de alquiler por una pista de grava que probablemente debería haber anulado la exención de daños de mi Toyota Corolla (crucé un aliviadero bastante mojado y algunas curvas cerradas y descoloridas). Pero al final había una gloriosa costa rocosa y uno de esos viejos faros rojo con blanco encaramados en la punto del cabo.

De regreso a Wellington, me detuve en una pequeña ciudad agrícola llamada Featherston. Una población de 2,360 ... con una pequeña franja de tiendas a lo largo de la carretera y algunas casas dispersas detrás. Estaba pensando en ir a una gasolinera para tomar un sándwich, pero en lugar de eso, encontrar de manera accidental un increíble café que no tiene nada que envidiarle a cualquier otro en una ciudad metropolitana. Comí un delicioso pastel de carne, papa, salsa y capuchino ... en un pueblo de 500 habitantes. El hecho de que una comunidad tan pequeña pueda tener tal calidad aún me sorprende ... y dice mucho sobre el porqué Nueva Zelanda es tan increíble para mi.

Después de unos días disfrutando de la ciudad de Wellington, tomé un vuelo doméstico de regreso a Auckland. El vuelo sólo duró dos horas ... y un total de $ 35, incluido el equipaje. El boleto de autobús era equivalente a $ 45, así que pensé que ahorrar $10 y un día de viaje valía la pena.

Pasé el resto del día explorando Auckland. Además de los aspectos más destacados del centro de la ciudad, como la Sky Tower y el muelle, debe visitar K 'Road (Karangahape Road), que es un refugio de cultura alternativa con locales, cafés, librerías, albergues, restaurantes extranjeros, tiendas de excedentes militares y new age. Un viaje rápido en autobús de regreso al aeropuerto por $15,00 lo llevará de vuelta a casa en menos de media hora.

El glaciar Franz Josef en los Alpes del Sur

Consejos para viajar por Nueva Zelanda

En mi opinión, es mejor viajar por Nueva Zelanda en coche. Es un lugar grande y hay muchísimos lugares en los que le dará ganas de parar y explorar durante horas o por varios días: Afortunadamente, los automóviles son asequibles para alquilar y las carreteras son excelentes. Las furgonetas Camper son un medio de transporte popular y le ayudan a ahorrar en alojamiento.

El sistema de autobuses es inigualable y asequible. InterCity ofrece rutas regulares en autobuses nuevos, habilitados con wifi, para la mayoría de los destinos, a precios tan bajos como $ 15 a $ 30 por viajes largos. La línea de autobuses “Naked Bus” ofrece rutas aún más baratas.

Cada ciudad del país tiene un i-SITE, un quiosco de visitantes administrado por la comunidad que siempre está ubicado en el centro de la ciudad. Puede solicitar direcciones, asistencia para la reserva y direcciones desde allí ... y siempre es gratis. Todas las líneas de autobús y el transporte público operan desde una parada directamente en un i-SITE, por lo que siempre es fácil saber dónde ir.

Sería difícil recorrer toda Nueva Zelanda en dos o tres semanas, por lo que recomiendo enfocarse en la isla norte o sur si su tiempo es limitado. Aunque amo la isla del norte, el sur es mucho más atractivo visualmente y tiene sorpresas como los Alpes del Sur, los fiordos de Milford Sound, el Monte Cook y muchos, muchos glaciares. Mi ciudad favorita, Wellington, se encuentra en el extremo sur de la isla norte. Las islas están conectadas ya sea por ferry o por vuelos domésticos económicos.

Si viajas de mochilero en Nueva Zelanda, la misma tiene algunas de las mejores redes de albergues que he visto. Vale la pena convertirse en miembro de BBH (Budget Backpacker Hostels) o YHA (Youth Hostels Association) y probar los beneficios de unos pocos dólares aquí y allá.

Faro de Cap Palliser, isla del norte

Pensamientos sobre mochileros en Nueva Zelanda

Este país es uno de los mejores destinos del mundo para el viajero, ya sea jóvenes o viejos; ricos o pobres. No es extremadamente costoso y tiene una sólida cultura de viajes integrada en el país. Cada parte del país es hermosa y accesible a su manera. Los viajeros de habla inglesa están en ventaja, porque no importa que tanto intente hablar el lenguaje local adaptarse a las costumbres regionales; es muy difícil hacer las conexiones necesarias.

Hay mucho de Nueva Zelanda que se me hace difícil expresar en palabras; no soy una persona muy sentimental, pero al caminar por la calle Cuba en el centro de Wellington, o al escalar el glaciar Franz Joseph, o al dar un paseo por el pequeño pueblecito de Wanaka me hace sentir cosas que nunca he sentido antes.

El país es amigable, libre e independiente. La primera vez que tomé un vuelo nacional, estaba sorprendido de saber que no había necesidad de pasar a través de controles de seguridad opresivos dentro del país, es como utilizar el sistema de bus o metro. Es seguro, respetuoso y progresivo.

Después de explorar algunos destinos nuevos durante las últimas seis semanas en mi viaje alrededor del mundo, ahora tenía el placer de visitar 33 países alrededor del mundo. Mientras me encantan muchos de ellos, Nueva Zelanda contiene un lugar especial en mis prioridades donde ningún otro país se le acerca (algunos llegan cerca, como Italia o Islandia). Parte de ello es mi preferencia por el hielo y las rocas y las locaciones ubicadas en latitudes altas. Otra parte es porque es simplemente tan bella. Y otra parte aún mejor es que la gente es ridículamente amigable.

¿Alguien se quiere mudar a Nueva Zelanda conmigo?. No estoy seguro cuándo o dónde, pero pronto estaré tomando un viaje de ida.


 

Airtreks.com is a registered trademark of AirTreks International, LLC,

Copyright © 2019 AirTreks International, LLC is owned and operated by

Bootsnall Travel Network, LLC a Washington Corporation


Suscríbete al boletín de AirTreks: